Osasuna 3 – Valencia 3: fe, garra y un punto

El empate probablemente no servía al Valencia, y tampoco a Osasuna. Sin embargo, el reparto de puntos puede ser considerado justo, a tenor de lo visto sobre el césped....
osasunavalencia

El empate probablemente no servía al Valencia, y tampoco a Osasuna. Sin embargo, el reparto de puntos puede ser considerado justo, a tenor de lo visto sobre el césped. Y, si alguien pudo ganar el partido, ese fue Osasuna. Es lo mejor que se puede decir de un equipo que estrena entrenador y no gana; una circunstancia que también une a ambos equipos, ya que en el banquillo ché debutaba el también exjugador Voro González. Los de Petar Vasilevic fueron capaces, hay que decirlo, de remontar el marcador hasta en tres ocasiones. Es decir, que le echaron fe y garra, dos cosas de las que el equipo estaba necesitado en las últimas semanas.

En el primer minuto del encuentro, El Sadar vibró con una sonorísima pitada y gritos contra el palco. Ni la Junta ni el propio Vasiljevic se libraron de las iras de la afición, o al menos de una parte mayoritaria y ruidosa de la misma. El Valencia estuvo a punto de sacar provecho al desconcierto local en ese primer minuto, pero Santi Mina falló una clara ocasión. No perdonó en la siguiente, y Munir colocó el 0-1 apenas dos minutos después de que arrancase el partido. Todo hacía presagiar una nueva derrota.

Pero, cuatro minutos después, el conjunto valencianista demostró por qué su situación deportiva es la que es, y no se encuentra tan lejos de Osasuna. Mario Suárez regaló a Oriol Riera un balón en el área pequeña que el rojillo mandó al fondo de la portería. Sólo habían pasado seis minutos desde el comienzo. Un partido loco al comienzo, que se relajó en el resto de la primera parte y hasta naufragó por momentos, metido de lleno en los fallos e imprecisiones de ambos equipos . Ya en la prolongación, antes de llegar al descanso, Oriol Riera pasaba de héroe a villano al rematar peinando el balón… en su propia portería. Mala cosa para marcharse a los vestuarios.

 

Pero Osasuna salió convencido y empujó en la segunda parte, buscando el empate. A punto estuvo de marcar en los primeros minutos de la reanudación, primero en un remate de Roberto Torres, sacado por Alves, y después en otro de Alex Berenguer. La igualada (y ya iban dos) llegó en el minuto 62, con gol de Roberto Torres al aprovechar un rechace de un primer disparo suyo. Pero el nuevo jarro de agua de Valencia bien fría tardó apenas 10 minutos, pese al ímpetu rojillo, cuando Montoya encontró el camino hacia la portería. El 2-3 empezaba a oler a definitivo con el paso de los minutos, y más cuando, en el minuto 85, Mario detuvo un penalti a Parejo. Pero los rojillos, espoleados por el acierto de su guardameta, no bajaron los brazos. Ahí estuvo una de las diferencias con otras tardes, nefastas, de esta temporada. Y, ya en el tiempo de descuento, con parte de la parroquia pensando en salir lo antes posible del atasco y otra parte creyendo que aquello era posible, Clerc marcó el gol del empate. Era el minuto 92. Un punto que sirve, pero de poco, y que no fue la razón de los aplausos al equipo cuando se marchó del verde. Los aplausos llegaron porque la afición vio garra, fe y coraje. Y eso se echaba de menos.

 


 

3   OSASUNA: Mario; Unai García, Oier, Iván Márquez; Alex Berenguer, Imanol García, Roberto Torres (De las Cuevas, m.74), Causic, Clerc; Sergio León (Jaime, m.80) y Oriol Riera (Kodro, m.80).
3   VALENCIA: Alves; Montoya, Mario Suárez, Mangala, Siqueira (Lato, m.46); Parejo, Enzo Pérez; Munir (Sito, m.88), Soler, Santi Mina; y Rodrigo (Nani, m.71).
Goles: 0-1, m.2: Munir. 1-1, m.6: Oriol Riera. 1-2, m.46+: Oriol Riera (p.p). 2-2, m.62: Roberto Torres. 2-3, m.73: Montoya. 3-3, m.92: Clerc.

Secciones
#OrainOsasuna#OrainPortada

Relacionado con