Osasuna se hunde en Valladolid y despide una decepcionante campaña que nadie debería olvidar (2-0)

Diego Martínez plantea como un partido más la final del José Zorrilla y su equipo se queda colgado de su ramillete de probabilidades de ascenso
VALLADOLID OSASUNA

Osasuna, fiel al estilo implantado por Diego Martínez, ha sido incapaz de disputar el partido que necesitaba contra el Valladolid -partido que habría que haber disputado como lo que era, una final- fracasando así en su intento de salvar el ejercicio con una clasificación a última hora para la fase de ascenso a Primera división. Los goles de Hervías, en una falta directa, y de Mata, en un penalti absurdo de Lillo, que le ha costado, además, la expulsión, han retratado a la perfección el nivel competitivo de este Osasuna.

Captura de pantalla 2018-06-03 a las 15.43.19Carencia que, semanas atrás, meses incluso, ya había quedado en evidencia frente a rivales de mucha menor envergadura, casos de la Cultural, el Reus, Alcorcón, o Albacete y en la gran mayoría -en todos salvo los jugadores contra el Zaragoza y frente al Nàstic- de los trece de 21 encuentros disputados esta temporada en El Sadar en los que se han escapado puntos.

Todos ellos partidos contra conjuntos con plantillas infinitamente más ‘baratas’ que la de Osasuna y que, como consecuencia de ello, han finalizado la temporada clasificados entre los diez últimos de Segunda. Jornadas en las que, como en Soria frente al Numancia, también Osasuna se ha dejado puntos que habrían convertido en intrascendente la cita del José Zorrilla.

Ese marcador de Los Pajaritos, por cierto, ha sido el único que le ha venido a la cabeza al técnico cuando ha tenido que recordar errores que se han convertido en caros. Una acción aislada, tras la lesión del portero titular, en una jugada de estrategia con el tiempo ya cumplido y tras minutos, muchos, perdidos infructuosamente intentando proteger un 0-1…

Fiasco total, fractura social

Osasuna echa el cierre a la temporada sin lograr ninguno de los objetivos marcados a pesar del descomunal desembolso económico realizado para configurar una plantilla que, visto el reparto de minutos y los roles desempeñados por los que han jugado de forma habitual -los ejemplos de Fran Mérida Quique son palmarios-  desnuda la labor de la dirección deportiva.

En todo caso, ni el fiasco deportivo ni el despilfarro económico son lo más relevante para un club de las características del Club Atlético Osasuna. El roto más importante que deja una temporada que nadie debería olvidar está, por un lado, en la gestión de Tajonar -el ejercicio, de 41 partidos, se cierra sin el debú de ni un solo canterano- y por otro, igualmente grave, en lo social.

A lo largo de toda la Liga, el Osasuna de Sabalza, Canal, Braulio y Diego Martínez ha sido incapaz de reunir en el estadio de El Sadar a todos los socios que les dieron su confianza a comienzo de campaña. Ni siquiera en el último partido de la Liga y con un objetivo como la clasificación para la fase de ascenso a Primera división en juego. Frente al Lorca, y los datos oficiales no mienten, fallaron 4.700 socios.

Ficha del partido

Valladolid: Masip; Moyano, Calero, Kiko Olivas, Nacho; Michel, Borja; Hervías (Giannotas, m.84) Toni Villa (Ontiveros, m.70), Plano (Annuar, m.79); Mata.
Osasuna: Manu Herrera; Lillo, Miguel Flaño (De las Cuevas, m.82), Unai, Oier; Lucas Torró (David, m.71); Rober Ibáñez, Borja Lasso (Roberto Torres, m.59), Fran Mérida, Quique; Xisco.
Árbitro: Bikandi Garrido, del comité vasco. Ha expulsado a Lillo en el minuto 61 tras mostrarle la segunda amarilla. También han visto tarjeta amarilla Fran Mérida, Xisco, Manu Herrera, Oier. Por el Valladolid, han sido amonestados Michel, Borja y Mata.
Goles:
1-0 (m.31): Pablo Hervías
2-0 (m.62): Mata, de penalti.
Incidencias: 600 seguidores osasunistas en el José Zorrilla, donde se dieron cita 22.287 espectadores.

Secciones
#OrainOsasuna#OrainPortadaOtros

Relacionado con