Otra puta semana en Príncipe de Viana, parte 1 (por Albertuit)

Tiene que ser muy duro estar en la sede de tu partido cuando has pisado la alfombra de los palacios institucionales y los edificios públicos. O cuando aspirabas a pisarla. Así que cada semana en la sede se convertirá, sin duda, en "otra puta semana"
sede UPN príncipe de viana albertuit

FIRMA: ALBERTUIT  |    

Tiene que ser muy duro estar en la sede de tu partido cuando has pisado la alfombra de los palacios institucionales y los edificios públicos. O cuando aspirabas a pisarla. Así que cada semana en la sede se convertirá, sin duda, en “otra puta semana”. Y más cuando vienen mal dadas, como le ha ocurrido estos últimos días a la gente de UPN.

fraseadaneroEsta semana ha sido de poner un circo y ver crecer los enanos, enfermar los elefantes y partirse los trapecios. El enano que creció fue Abel Azcona, con un desbarre en Twitter con proporciones de Sálvame Deluxe foral. Abel le escribió a Fermín Alonso, vicesecretario de comunicación de UPN, algo así como que no le tocase las narices, que con UPN en el Gobierno vivía bien y hasta cobraba más que ahora; y que, además, había tenido intimidades con un cargo público navarrísimo. Primera leche en la frente.

A Fermín Alonso le tocó, cuando aún no se había recuperado de los latigazos tuiteros, recibir del lado más aberchándal. EH Bildu le pidió explicaciones por su gestión como concejal delegado, cosa lógica después de que Abel Azcona insinuase que tirarse a un parlamentario de UPN era mérito, en la época, para obtener prebendas. Y, en el mismo viaje, la gente de Naiz publicó que Fermín Alonso había usado su ordenador de concejal en Pamplona para hacerle la tarea a su portavoz en Egüés, que iba a pedir la dimisión del alcalde del municipio. Vale que el vicesecretario de comunicación puede escribir mociones para todo quisque, y quizá hasta le vaya en el sueldo; pero, desde luego, no le entra en el sueldo de concejal que le pagan todos los pamploneses y pamplonesas. Quedaba feo. Doble hit combo de la bildutarrada, pensaría Fermín.

La moción escrita por Alonso llegó al pleno de Egüés. Ese sitio extraño donde la gente que descubre cosas preocupantes acaba empurada, y UPN lo celebra con alborozo. Un pleno que, este sí, fue el circo del que hablaba antes. Aquí no hubo enanos, pero sí todo un secretario de Organización, Jorge Esparza, con una camiseta de protesta. “Alfon, dimite”, venía a poner la serigrafía. Ver a Esparza con una camiseta de protesta, sentado entre el público del pleno, resulta entre raro y chirriante. La leche, ahí, se la lleva todo el conjunto de UPN, gracias a la performance de un artista aficionado al que tienen en un puestazo orgánico.

frasealbertuit2Porque creo UPN tiene todo el derecho a replicar lo que, al menos en su opinión, les ha hecho la taimada oposición durante años. Pero entonces, sean conscientes, se habrán convertido en la “coordinadora del no”, que decía Adanero.  Una coordinadora que, pensarán ellos, viste ahora de marca y huele mejor de lo que olía antes. Pero sigue siendo “coordinadora del no”, y aporta entre poco y nada a Navarra pese a ser, como lo fue, el partido más votado. Y no acaba de cuadrar que un partido de gente del Ensanche proteste como la gente de la Txan o de Etxabakoitz. Y que me perdonen el símil en estos dos últimos barrios: era para que lo entendieran los del Ensanche. Esparza seguro que pensaba “qué cosas me toca hacer por ser oposición, tú. Otra puta semana en la sede”.

Para rematar, resulta que la comisión de investigación sobre Caja Navarra podrá acceder a 44.000 folios de actas. Lo que faltaba para el duro, habrán dicho para sus adentros en la sede de UPN. Quizá no haya nada relevante en ese montonazo de papeles, o quizá sí. Pero, acostumbrados a estar en el gobierno como en su propia casa, esta semana ha debido de ser dura. Han sentido algo así como que el okupa de su vivienda habitual se ha traído amigos, hace ruido al follar, ha visto que se preparan chuletas para los exámenes, se ha reído de sus camisas y está rebuscando ahora en el cajón de su ropa interior. Otra puta semana en príncipe de Viana.

Secciones
#OrainOpinión

Relacionado con