El Parlamento Foral, unánime en su defensa de la Cámara de Comptos

Todos los partidos con representación en el Parlamento Foral (UPN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN, PPN e Izquierda-Ezkerra) han suscrito hoy una declaración institucional que defiende que la...
PARLAMENTO DE NAVARRA | Imagen del pleno

Todos los partidos con representación en el Parlamento Foral (UPN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN, PPN e Izquierda-Ezkerra) han suscrito hoy una declaración institucional que defiende que la Cámara de Comptos es “el órgano fiscalizador externo de la gestión económica y financiera del sector público de la Comunidad foral” y que “el requerimiento del Tribunal de Cuentas excede del marco legal pactado en el Amejoramiento”. Así, la Mesa y la Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra han votado de manera unánime esta declaración institucional, en el marco del presunto litigio entre el Tribunal de Cuentas y el Gobierno de Navarra, que se niega a proporcionar al anterior datos de las cuentas de Navarra de ejercicios pasados.

El presidente del Tribunal de Cuentas asegura que la petición se produce “en el contexto de una fiscalización que está llevando a cabo sobre las actuaciones desarrolladas por diversas Comunidades Autónomas en relación con los planes económico-financieros y de ajuste previstos en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera”.

El Tribunal de Cuentas “excede el marco legal”

El Gobierno de Navarra, en cambio, se niega a proporcionar las cuentas, pese a la amenaza de que, “en el supuesto de no remitirse la información solicitada en el plazo que en ella se indica incoará las actuaciones pertinentes dirigidas a conseguir el cumplimiento de lo requerido”. El ejecutivo foral argumenta que es la Cámara de Comptos quien tiene competencia en esa fiscalización, fruto del autogobierno navarro. Una visión que coincide tanto con la de la propia Comptos como con la de el expresidente de la Diputación foral y experto en Derecho del Fuero, Jaime Ignacio del Burgo.

La aprobación por unanimidad de dicha declaración institucional supone el espaldarazo de todos los partidos tanto a la decisión del Gobierno como a los instrumentos del autogobierno. La declaración cuenta con cinco puntos, en los que se refleja que “la Cámara de Comptos es el órgano fiscalizador externo de la gestión económica y financiera del sector público de la Comunidad foral”, y se considera que “el requerimiento del Tribunal de Cuentas excede del marco legal pactado en el Amejoramiento“.

Por ello, en la declaración se apuesta por “resolver el conflicto competencial planteado por la vía de la colaboración institucional entre la Cámara de Comptos y el Tribunal de Cuentas, como en anteriores ocasiones”; y se reclama al Gobierno de Navarra, “como institución encargada de velar por la integridad del régimen foral de Navarra en virtud de lo dispuesto en la Lorafna para que, en el caso de que el Tribunal de Cuentas siguiese adelante con la fiscalización pretendida, se lo comunique a fin de adoptar las medidas oportunas para la defensa del mismo”.

UPN se posiciona contra el Tribunal de Cuentas

Tras la mesa y Junta de Portavoces, los representantes de los diferentes partidos han hecho hincapié en diferentes aspectos de la cuestión. El más esperado era Javier Esparza, presidente de UPN, toda vez que la formación había guardado silencio sobre este tema en las últimas semanas. Esparza ha sido claro“El Gobierno no puede ni debe ceder ante la pretensión del Tribunal de Cuentas”, ha expuesto, para insistir en que se tiene que defender a la Cámara de Comptos. “El Gobierno puede estar muy tranquilo porque tiene el respaldo total y absoluto del conjunto de la Cámara”, ha indicado.

Por su parte, desde EH Bildu, Bakartxo Ruiz ha hablado de “una nueva ofensiva recentralizadora, donde una vez más se pone en cuestión el limitado autogobierno de Navarra”. Koldo Martínez, de Geroa Bai, ha apostado por “la colaboración institucional”, aunque ha temido que el Tribunal de Cuentas haya adoptado su decisión “contra” una persona en concreto: la presidenta foral. “Me puedo poner en un escenario que me preocupa más y es que sea una exigencia concreta a la presidenta de Navarra”, ha dejado caer.

Podemos critica la estrategia de “desprestigio de las políticas del cambio”

La portavoz del PSN, María Chivite, ha apelado al diálogo, y ha criticado al Tribunal de Cuentas: “Amenazar con multas no es la mejor de las vías” para llegar a acuerdos, ha señalado. También ha confiado en la resolución “lo antes posible por la vía amistosa” el parlamentario del PPN, Javier García, que ha asegurado que desde su formación no hay dudas sobre el autogobierno: “Siempre hemos defendido el régimen foral de Navarra, nuestra singularidad y defendemos las competencias específicas de nuestra Comunidad”, ha dicho.

No tiene tan clara la postura popular el portavoz de Podemos, Mikel Buil, quien ha pedido a UPN y PP “que piensen en la estrategia que han emprendido de desprestigio de las políticas del cambio porque las consecuencias que traen son estas”. José Miguel Nuin, de I-E, considera que el tema está “muy claro” y que espera “que el Tribunal de Cuentas se dedique a ejercer sus competencias y que deje el marco de fiscalización competencial de Navarra”.

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con