El Parlamento ve un “entramado” para cobrar subvenciones en el ‘caso Ultzama’

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves las conclusiones de la comisión de investigación de la planta de biometanización de Ultzama, unas conclusiones que establecen que...
ULZAMA BIOGAS | El presidente Miguel Sanz, en la inauguración junto a Patxi Pérez, Begoña Sanzberro y Fernando Roig
ULZAMA BIOGAS | El presidente Miguel Sanz, en la inauguración junto a Patxi Pérez, Begoña Sanzberro y Fernando Roig

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves las conclusiones de la comisión de investigación de la planta de biometanización de Ultzama, unas conclusiones que establecen que “quienes diseñaron todo el proceso de la planta diseñaron un sistema o entramado para, por una misma obra o inversión, obtener una sobrefinanciación desde distintos departamentos del Gobierno de Navarra”.

Según el documento aprobado, a propuesta del cuatripartito y con el rechazo de la oposición, el Parlamento foral considera que los responsables del proyecto “planificaron el cobro de dos subvenciones, teóricamente destinadas a finalidades distintas, pero que se referían a una misma inversión”. “Así se solicitaron subvenciones ante dos departamentos distintos y se utilizaron incluso conceptos diferentes para referirse a una misma inversión”, expone.

Las conclusiones han sido aprobadas por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, mientras que UPN, PSN y PPN han votado en contra. UPN y PSN han presentado respectivamente votos particulares que no han prosperado.

Regionalistas y socialistas ya presentaron sus propios documentos de conclusiones, en los que concluyeron que no había ilegalidades en la planta de biometanización.

El Parlamento de Navarra considera “constatado que se obtuvieron ayudas por dos departamentos distintos y al amparo de distintas convocatorias”. “Así se obtuvo esa sobrefinanciación tal como se ha constatado por la Cámara de Comptos al comprobar la existencia de facturas relativas a los depósitos de digestión anaerobia por importes de 965.900 euros (corresponde al 65% del total del coste de dicha obra) y 1.486.000 euros (100% del coste de los depósitos) emitidas por dos empresas distintas. Esto es, se financió un sobrecoste de un 165%”, recogen las conclusiones.

Además, el Legislativo ha acordado remitir el contenido de su informe de conclusiones al Juzgado de Instrucción “considerando que se ponen en conocimiento nuevos hechos a los que ya son objeto de investigación y que se podría considerar que son constitutivos de un delito continuado de prevaricación”.

También se remitirá este documento al Tribunal de Cuentas, al Gobierno de Navarra, a la empresa pública Sodena, al Ayuntamiento de Ultzama y a la Cámara de Comptos.

En su intervención, el portavoz de UPN, Sergio Sayas, ha acusado al cuatripartito de crear la comisión de investigación “para acusar y condenar con sus votos lo que la justicia había echado abajo con el peso de la ley” y con el objetivo de llevar a cabo “una campaña de demagogia y falsedad para acabar con su rival político”.

Sayas ha asegurado que la planta de Ultzama “estuvo bien concebida” y que “ha habido cumplimiento absoluto de la legalidad”. Asimismo ha destacado que “no se falsearon facturas, ni hubo fraude ni nadie se beneficio de nada”.

Por su parte, el representante de Geroa Bai Patxi Leuza ha asegurado que la planta de Ultzama “estuvo perfectamente concebida pero terminó siendo una auténtica ruina” y ha manifestado que la comisión de investigación “no fue un capricho ni una cuestión al azar sino por un informe demoledor de la Cámara de Comptos”.

El parlamentario ha asegurado que se ha realizado un trabajo “documentado y riguroso” y ha dicho que es “falsa” la afirmación de UPN de que “las conclusiones estaban hechas antes de empezar”. “Es imposible llegar a esas conclusiones sin un relato previo”, ha remarcado Leuza que ha acusado a UPN de atacar a la Cámara de Comptos “para salvar a un miembro de su propio partido”.

Desde EH Bildu, Adolfo Araiz ha asegurado que UPN “confunde las responsabilidades políticas con las penales, las funciones de una comisión de investigación con las de los tribunales de justicia” porque “no quieren entrar en el fondo del debate”.

Araiz ha asegurado que en la planta de Ultzama “hubo importantes incumplimientos de la legalidad”. Además, ha afirmado que hubo empresas que “en colaboración con una institución pública que se ha prestado a ello, han obtenido fondos públicos que nunca hubieran obtenido” y que “han cobrado dos veces de dos departamentos distintos por una misma obra”. Una cuestión que UPN “no ha sido capaz de rebatir”, ha subrayado.

El portavoz de Podemos, Rubén Velasco, ha indicado que la comisión de investigación no sólo ha tratado de “seguir la pista al dinero publico dilapidado” sino de “evidenciar un modo de mal hacer, un modo de gestionar chanchullero” en el que “se mira más por los intereses de la empresa privada que por el servicio prestado”.

Ha apuntado, además, que “siguen sin aparecer documentos que acrediten los pasos administrativos del proyecto y anteproyecto de 2007, apañados un año después” y ha destacado que “el único análisis de riesgo” de la planta “vino de las entidades prestamistas”.

El socialista Guzmán Garmendia ha señalado que “había un problema en la Ultzama que se intentó resolver y que falló y que a día de hoy sigue sin resolverse”. Igualmente, ha asegurado que “hubo doble facturación” y ha considerado que “la administración de Bioenergía Ultzama fue nefasta y la responsabilidad fue de los ayuntamientos”.

Garmendia ha calificado de “parciales e imaginativas” las conclusiones de UPN que “buscan una cabeza de turco” en la Cámara de Comptos. De la misma manera, ha rechazado la “inquina” y “venganza” de las conclusiones del cuatripartito “con una parcialidad impresentable en el ámbito político”.

Por el PPN, Javier García, ha opinado que la comisión de investigación “ha sido un paripé en la que las conclusiones ya estaban escritas” con el objetivo de “desviar la atención sobre la pésima gestión” del actual Gobierno de Navarra. En este sentido, ha acusado al cuatripartito de “utilizar todos los instrumentos que tenían al alcance para intereses partidistas”.

El ‘popular’ ha concluido que la planta “estuvo bien concebida” y ha considerado que “se ha cumplido la legalidad vigente pero eso no justifica la mala praxis de gobiernos municipales actuales o pasados”.

Finalmente, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha resaltado que la comisión de investigación ha tenido como objetivo “determinar las responsabilidades políticas” y ha recordado que “se pide cuando la Cámara de Comptos presenta un informe y se ve que se han esfumado 3,3 millones de euros de dinero público”.

Asimismo, ha indicado que “había sospechas y constancia de irregularidades e ilegalidades en el proceso desde que se diseñó la planta hasta que llegó el secuestro que llevó a su cierre” entre los que ha enumerado los “paupérrimos planes de gestión” y “la inexistencia de informes de viabilidad”.

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con