‘Príncipe de Viana; el hombre que pudo reinar’ (Crítica de Jokin Isabal)

Firma: Jokin Isabal El príncipe de Viana es, sin duda, uno de los personajes más icónicos de nuestra historia, sino el que más. Y ello porque conjuga a la...
Mikel Zuza
Mikel Zuza

Firma: Jokin Isabal

El príncipe de Viana es, sin duda, uno de los personajes más icónicos de nuestra historia, sino el que más. Y ello porque conjuga a la perfección la sugestiva magia del mito con la ineludible crudeza de la realidad que le tocó vivir.

A la nutrida bibliografía a él dedicada hasta el momento, viene a sumarse ahora un ensayo biográfico distinto a todos los demás, porque emplea una documentación prácticamente inédita, cuajada de datos nuevos y preciosos que nos permiten conocer aquella época como si nos asomásemos a las páginas de un códice miniado. Se titula ‘Príncipe de Viana: el hombre que pudo reinar’, y su autor es el historiador, escritor y biblitecario Mikel Zuza, un referente en la Historia de Navarra.

Lo cierto es que resulta fácil dejarse arrastrar por la leyenda, porque lo que sucedió en Navarra a mediados del siglo XV deja en mantillas todo lo imaginado por Shakespeare en sus Tragedias o por Georges R.R. Martin en Juego de Tronos, ya que la lucha sin cuartel entre Juan II y su hijo, Carlos de Viana, acabó conllevando la ruina y la desaparición de un reino que, a pesar de ser acosado permanentemente por sus poderosos vecinos, había logrado mantener su soberanía política durante al menos siete siglos.

No faltan tampoco los ingredientes clásicos de todo buen relato: dos bandos enfrentados –beaumonteses y agramonteses-, una madrastra –Juana Enríquez, la segunda mujer del rey-, una batalla campal –la de Aibar-, y un conflicto civil que duró casi sesenta años.

Pero desafortunadamente para Navarra lo que ocurrió no fue un cuento, sino unos acontecimientos cruciales que marcaron indeleblemente su destino político posterior, y que este libro que acaba de publicarse revela desde una perspectiva completamente revolucionaria: la que muestran las ochenta y siete acusaciones que los enemigos del príncipe levantaron contra él y sus partidarios, buscando exacerbar todavía más la siempre dispuesta cólera del rey.

Esas denuncias encierran extraordinarias informaciones sobre aspectos tales como el mundo caballeresco en el Otoño de la Edad Media, la desdichada vida de las mujeres –incluidas las princesas-, o la mentalidad sobre minorías religiosas como la de los judíos; pero también (entre muchas otras curiosidades) proporcionan insólitas noticias sobre numismática, heráldica y hasta literatura, pues hasta desvelan, en un giro completamente Hamletiano, la primera obra teatral con título conocido en Navarra.

Mikel.Y sobre todo remueven y prácticamente destierran varios conceptos que hasta ahora se daban casi por inamovibles. Uno: el supuesto carácter apocado y/o sumiso del príncipe hacía su padre. Dos: que la corte regia de navarra era un lugar aburrido donde nunca pasaba nada. Y tres: que Carlos –mostrando su poca habilidad política- no supo ver nunca que las continuas luchas de su padre en Aragón y en Castilla también le concernían a él, como heredero suyo que era.

Sin embargo, lo que traslucen las ochenta y siete quejas es justamente lo contrario, mostrando al príncipe como alguien que defiende sus legítimos derechos de todas las maneras posibles, algunas ciertamente rompedoras para su época –y casi para cualquier época-, sumido en un mar de intrigas con un solo objetivo: acceder al trono de sus antepasados, los reyes de Navarra. Porque si algo deja claro el libro de Mikel Zuza es que la decisión de apostar exclusivamente por el ámbito de decisión navarro fue totalmente consciente y no fruto de ninguna ceguera política, sino nacida de la profunda convicción de que él era –efectivamente- el único rey legítimo de Navarra.

En resumen: un libro que apasionará a todos los amantes de nuestro pasado, que podrán aprender en él una evocadora, aunque dolorosa, lección de historia. De nuestra historia.La obra ha sido editada por Pamiela y ya se encuentra a la venta en librerías.

 

Secciones
#OrainKulturayOcio

Relacionado con