El proyecto de eficiencia energética se extiende a otras 552 viviendas de la Txantrea

Ayuntamiento de Pamplona y Nasuvinsa han firmado este miércoles un convenio para dar continuidad al proyecto Efidistrict, un proyecto de origen europeo que tiene como objetivos “mejorar la calidad...
Joseba Asiron y José María Aierdi durante la firma del acuerdo. Foto: Nasuvinsa
Joseba Asiron y José María Aierdi durante la firma del acuerdo. Foto: Nasuvinsa

Ayuntamiento de Pamplona y Nasuvinsa han firmado este miércoles un convenio para dar continuidad al proyecto Efidistrict, un proyecto de origen europeo que tiene como objetivos “mejorar la calidad de vida de sus vecinos, reducir la dependencia energética y minimizar los casos de pobreza energética”.

Este programa ya ha logrado desde su puesta en marcha en marzo de 2014 la rehabilitación energética de 600 viviendas en la Txantrea, así como la mejora de las antiguas calefacciones de distrito existentes en el barrio, que dan servicio a 2.800 viviendas. Con el convenio suscrito hoy se pretende sumar a esa veintena de edificios y 600 viviendas rehabilitadas hasta ahora otras 18 edificaciones y 552 viviendas.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, y el director gerente de Nasuvinsa, José Mari Aierdi, han suscrito este miércoles el convenio en la oficina que Nasuvinsa abrió en marzo en la calle Huarte 32, como punto de información y apoyo para movilizar actuaciones de rehabilitación energética. Desde esta oficina se seguirán promoviendo intervenciones de regeneración urbana y energética en el barrio de la Txantrea, que abarca un total de 6.273 viviendas.

Tras la firma del convenio, han realizado una visita a las primeras obras de envolventes térmicas de las agrupaciones de vivienda social de Orvina, algunas de las cuales acaban de finalizar, y el reto lo harán a lo largo del verano. En la visita han estado acompañados por miembros de la Gerencia y de la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona y por arquitectos de Nasuvinsa.

Efidistrict ha movilizado hasta ahora una inversión que ha sumado más de 13 millones de euros, entre el principal montante financiado en cuotas que no superan los 50 euros mensuales por familia y las aportaciones de 3,5 millones a cargo del Gobierno de Navarra, y otro medio millón aportado por el programa Intelligent Energy de la Unión Europea, ha detallado en una nota el Ayuntamiento de Pamplona.

Efidistrict Fwd (Regional Strategy for Efficient Districts in Navarre, Spain) se ha desarrollado con financiación de la Unión Europea de marzo de 2014 a febrero de 2017, cuando Nasuvinsa asumió los costes del proyecto. Para este año 2018 se prevé un coste de 129.306 euros para seguir financiando las medidas de apoyo y acompañamiento que se han venido desarrollando, de forma que se facilite la movilización de inversiones en eficiencia energética por parte de los vecinos de la Txantrea, tanto en sus edificaciones como en sus calefacciones de barrio.

El Ayuntamiento aportará 96.000 euros para sufragar parte de estos gastos, relacionados con el personal del equipo de gestión así como con la subcontratación de ensayos y monitorización de resultados, además del mantenimiento de la oficina del barrio.

El convenio tendrá una duración de un año y recoge las actuaciones que se corresponden con las principales líneas de acción del finalizado proyecto europeo Efidistrict, basado en el apoyo a la gestión como principal medida para alcanzar la inclusión de medidas de eficiencia energética (tanto en la edificación como en las instalaciones) y el uso de las energías renovables.

Este objetivo global del proyecto en el barrio de la Txantrea se ha materializado principalmente en tres líneas de acción. La primera es la rehabilitación energética integral de las edificaciones del barrio construidas entre los años 1950 y 1980, básicamente por medio de ejecución de envolventes térmicas. Los proyectos han supuesto ya la rehabilitación energética de 600 viviendas.

La segunda línea de trabajo se centra en la mejora de las antiguas calefacciones de distrito existentes en el barrio, mediante la inclusión de medidas de regulación y control, y renovación de las redes de distribución. A lo largo del proyecto se han acometido mejoras de eficiencia energética en tres redes de calor existentes que afectan a 2.800 viviendas.

Y la tercera línea de trabajo es la creación de una nueva red térmica de la Txantrea (Red Efidistrict), que incorpora la biomasa como fuente de energía, y que puede llegar a abastecer al conjunto del barrio. Se han desarrollado todos los estudios previos y documentos necesarios para su licitación, así como la tramitación urbanística del Plan de conjunto para la parcela que albergará la central de calor. Este instrumento urbanístico cuenta ya con la aprobación inicial en el pleno del Ayuntamiento de Burlada (26 de octubre de 2017) y la aprobación provisional en pleno del Ayuntamiento de Pamplona (1 de marzo de 2018). Nasuvinsa realizará ahora los necesarios ajustes del documento hasta su aprobación definitiva.

En virtud del convenio, Nasuvinsa mantendrá la atención al público en la oficina de la calle Huarte, asignará personal técnico, realizará el seguimiento y finalización de las actuaciones globales de intervención iniciadas en Orvina I y Orvina II, apoyará la dinamización y participación de los procesos de regeneración energética con las comunidades de barrio, y apoyará a las comunidades de propietarios y al Ayuntamiento para facilitar el desarrollo de los proyectos de intervención global precisos.

Por su parte, el Ayuntamiento de Pamplona publicará nuevas convocatorias de ayudas para subvencionar honorarios técnicos de redacción y gestión de proyectos de intervención global para así incentivar su elaboración y facilitar su gestión en la Txantrea. Asimismo, estudiará la posibilidad de establecer ayudas para reducir los costes de los vecinos afectados por obras comunitarias, tales como las de envolventes térmicas y de accesibilidad, que se encuentren en una situación económica grave.

Asimismo, estudiará de manera coordinada con Nasuvinsa y con las diferentes cooperativas de calor los trabajos de renovación, ampliación y creación de redes de distribución de las viejas calefacciones de barrio que discurren a través del espacio público, así como la construcción y extensión de las redes de distribución correspondiente a la nueva red térmica de la Txantrea (Red Efidistrict).

Secciones
#OrainMedioAmbiente#OrainPamplona#OrainPortada

Relacionado con