Recuperados en Olabe los restos de otros de los evadidos en la fuga de San Cristóbal

Se trataría de un varón de 25 años, asesinado el 24 de mayo de 1938, dos días después de la gran evasión
Un momento de la exhumación. Foto: Twitter: César Layana (@cesarlayana)
Un momento de la exhumación. Foto: Twitter: César Layana (@cesarlayana)

Los restos de un hombre fugado de la prisión del fuerte del monte Ezkaba, que fue asesinado en 1938, cuando tenía menos de 25 años, han sido encontrados enterrados en Olabe (Olaibar).

El testimonio de Esteban Arriola y de otros vecinos de la zona ha permitido localizar la fosa y las posteriores labores de prospección y exhumación del cuerpo. Está documentado que el asesinato se produjo el 24 de mayo de 1938, según ha informado el Gobierno de Navarra en una nota.

La intervención se ha hecho dentro del convenio que el Gobierno de Navarra mantiene desde 2016 con la Sociedad de Ciencias Aranzadi y que en los últimos presupuestos contó con una dotación económica de 100.000 euros.

En enero de 2016 fue localizada, también en Olabe, una fosa situada en las proximidades del cementerio de la localidad con los restos de otros 14 evadidos de la prisión del fuerte del monte Ezkaba.

El pasado 9 de febrero la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, presentó la GR-225, una Gran Ruta de montaña senderizada y marcada para dar a conocer la ruta que siguieron algunos de los presos fugados del penal de San Cristobal, a lo largo de los 53 kilómetros que separan Ezkaba y Urepel, en Francia. A lo largo de la GR, se pueden encontrar varias fosas que han sido exhumadas, y a las que se suma esta última situada también en Olabe.

Secciones
#OrainPortada#OrainSociedad

Relacionado con