Riezu dice que las prejubilaciones en CAN después de 2002 fueron “innecesarias y con un coste importante”

El director general de Caja Navarra entre 1994 y 2001, Lorenzo Riezu, ha afirmado que las prejubilaciones que se realizaron en la entidad financiera a partir del año 2002...
fotonoticia_20180525121013_1920

El director general de Caja Navarra entre 1994 y 2001, Lorenzo Riezu, ha afirmado que las prejubilaciones que se realizaron en la entidad financiera a partir del año 2002 fueron “innecesarias” y tuvieron “un coste importante”.

Lorenzo Riezu ha señalado, en la comisión de investigación sobre Caja Navarra en el Parlamento foral, que estas prejubilaciones se produjeron después de que en el año 2001 ya se hubiera realizado “el ajuste de dimensionamiento” sobre la plantilla de la entidad con 157 prejubilaciones, al materializarse la fusión entre la Caja de Ahorros de Navarra y la Caja Municipal de Pamplona.

El exdirector general ha afirmado que esas prejubilaciones de 2001 respondieron a “un estudio de dimensionamento de plantilla después de la fusión de las cajas navarras, un estudio que nos pone de manifiesto que hay un exceso de plantilla de en torno a 140 personas”. “Se hace un planteamiento de ajustar las plantillas mediante un plan de prejubilaciones, se lleva al comité de empresa, se negocia con el comité de empresa y se concluye que podía alcanzar a un colectivo de 180 personas. Finalmente, se acogen 157 personas”, ha explicado.

Así, Lorenzo Riezu ha señalado que, “fuera de esas prejubilaciones, las que se hacen en 2002, 2003 y años sucesivos son innecesarias y en la medida que son innecesarias y tienen un coste importante, yo lo digo”.

Según los datos de Riezu, en 2002 se prejubilaron 88 trabajadores más; en 2003, 159, y entre 2004 y 2008 hay un goteo de trece, catorce u ocho prejubilaciones, hasta que en 2009 se producen 35 más, en total, 333 personas. “Si el Banco de España dice que las prejubilaciones de 2002 y 2003 tienen que ver con la fusión -de Caja de Ahorros de Navarra y Caja Municipal de Pamplona- es porque alguien les ha vendido esa idea”, ha indicado.

Además, ha señalado que “choca esto con que estemos sustituyendo toda esta plantilla que se va con plantilla de nuevos empleados, que además entran de una forma discrecional”. “La última oposición que hubo en la caja para cobertura de puestos de empleados fue en los años 97-98. A partir de ahí se producen prejubilaciones por un lado y contrataciones a partir del año 2002 de forma discrecional”, ha afirmado.

Por otro lado, el exdirector de Caja Navarra ha manifestado que la apertura de oficinas de CAN en la Comunidad Autónoma Vasca “más que una expansión fue una invasión”. “Yo no lo hubiera hecho”, ha manifestado.

Riezu ha señalado que “antes de abrir oficina en el País Vasco hubiera hablado muy a fondo sobre la oportunidad con el foro de la Federación Vasco Navarra desde el año 26”.

“A raíz de una denuncia de no sé quién que nos sanciona a todas las cajas de la federación, me lío a abrir oficinas en el País Vasco, más que una expansión fue una invasión“, ha expuesto Riezu.

Ha indicado que había “un pacto histórico, absolutamente tácito, no escrito que yo sepa”. “¿Es el momento para hacerlo? Si hubiera sido el momento, después de conversaciones serenas con el conjunto de cajas vasco navarra, se hubiera ido a una expansión más moderada, estudiando lo que abríamos en cada sitio y cómo lo abríamos”, ha comentado.

Secciones
#OrainEconomía

Relacionado con