Rodríguez Ibarra critica al PSOE por “la mentira” del estado plurinacional

El que fuera presidente de la Junta de Extremadura y destacado “barón” del PSOE, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, se despacha este jueves con un artículo de opinión publicado en...
rodriguezibarra

El que fuera presidente de la Junta de Extremadura y destacado “barón” del PSOE, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, se despacha este jueves con un artículo de opinión publicado en el Diario de Cádiz, en el que critica a la formación de Pedro Sánchez por la idea del “estado plurinacional” que los socialistas están esgrimiendo en las últimas semanas como supuesta panacea de todos los males, empezando por la situación de Catalunya. Rodríguez Ibarra, que confiesa ser aún “militante socialista”, es muy duro con la propuesta de Sánchez, que califica de “mentira” en el titular de su artículo.

Rodríguez Ibarra plantea en su escrito (La mentira del plurinacionalismo) que, bajo su punto de vista, no es compatible ser de izquierdas con ser nacionalista. “Si la izquierda defiende que todos los seres humanos, por el mero hecho de serlo, tienen que tener las mismas oportunidades independientemente de la familia en la que te tocó nacer, no se entiende que algunos, que se autocalifican de izquierdas, defiendan las fronteras para establecer diferencias entre unos ciudadanos y otros”, escribe el expresidente extremeño.

“Un nacionalista catalán piensa que los andaluces son menos inteligentes”

Resulta curioso el supuesto argumento último de un nacionalista, que sería, según Rodríguez Ibarra, de carácter humano (o inhumano): “Un nacionalista catalán piensa que un andaluz o un extremeño poseen menos recursos que los catalanes porque son menos inteligentes, más vagos o menos preparados para el trabajo”, escribe el socialista extremeño.

Recuerda además a los nacionalistas catalanes que “nadie les ha dicho que los territorios no son sujetos de derechos. Los estatutos de autonomía o las constituciones no establecen derechos y deberes de los territorios sino de los ciudadanos que conforman un conglomerado con soberanía propia. No es Cataluña la que tiene derechos, sino que serían los ciudadanos catalanes los que tendrían esos derechos. Y nadie ha conseguido explicar las razones por las que un catalán tiene que tener más derechos que un madrileño o un murciano”.

Frente al problema catalán, su partido, el PSOE, trata de buscar una alternativa “que embarque a los independentistas catalanes en un proyecto que permita seguir manteniendo la unidad territorial de España”. Y, en esa búsqueda de una alternativa, ha surgido de nuevo la idea del Estado Federal; una idea que a Rodríguez Ibarra le parece que no puede convencer a nadie. “El PSOE debería comenzar por recuperar para España un proyecto nacional claro”, escribe el expresidente de Extremadura, para el que “el Estado Federal que propone (el PSOE) no se entiende por nadie” y, al mismo tiempo, “no satisface las mínimas exigencias de quienes aspiran a la separación o a la diferencia respecto al resto de los ciudadanos españoles”.

Las “cesiones” han llevado a los catalanes “por el atajo de la independencia”

De hecho, para Rodríguez Ibarra es un problema “satisfacer” esas exigencias de los nacionalismos periféricos. “Durante más de treinta años se han hecho cesiones de todo tipo que, lejos de integrarlos en un modelo de Estado muy descentralizado, los ha derivado por el atajo de la independencia. En consecuencia, parece claro que ninguna forma de Estado va a ser aceptado por quienes han decidido marcharse”, escribe, rotundo, el barón socialista. “Y, tampoco, el reconocimiento de Cataluña como nación va a parar los pies de los independentistas”.

Rodríguez Ibarra trata después de remachar su argumento recurriendo a cuestiones históricas y paralelismos con otros lugares de Europa, como Escocia; afirma que el paralelismo del caso catalán con el escocés no es posible por una mera cuestión temporal. “Escocia fue nación y reino independiente hasta 1707 que firmó el Acta de Unión con Inglaterra. Por el contrario, Cataluña, desde el siglo XVI, siempre ha formado parte de la Monarquía hispánica o del estado español”, argumenta.

Para concluir, Rodríguez Ibarra se pregunta si, llegado el caso de admitir que España es una nación de naciones, “si una de las naciones tuviera derecho a votar su integración o independencia, ¿no tendría el mismo derecho a votar la nación española para aceptar o rechazar ese pronunciamiento?”.

Secciones
#OrainEstado#OrainPolítica

Relacionado con