Sabalza asume el descenso, pero saca pecho: “somos responsables de las mejores cuentas en la historia de Osasuna”

El presidente anticipa un superávit en el ejercicio 2016/17 de 20 millones, no destituirá a Vasiljevic y anuncia para marzo un nuevo director deportivo
sabalza 900x560

En Segunda, pero con unas cuentas de primera. Ese es el resumen de la comparecencia ante los medios de comunicación del presidente Luis Sabalza y su Junta directiva 48 horas después de la derrota que en Las Palmas ha supuesto el descenso virtual de Osasuna a Segunda división. Fiasco que, por cierto, no le va a costar el puesto a Petar Vasiljevic. Seguirá en el banquillo hasta final de temporada, anunció el presidente.

Sabalza, observado por el director general Fran Canal, que se ubicó entre los periodistas, no pudo anunciar la contratación de un nuevo director deportivo. Sólo pudo presentar el perfil al que debe ajustarse: conocedor de la cantera, alineado con la ‘filosofía del club’ y con un proyecto de continuidad.

Ese fichaje, aseguró, se cerrará antes de que finalice el mes de marzo y sobre él recaerá la contratación de un nuevo entrenador y la configuración de un equipo que será “uno de los grandes de Segunda”, anunció.

Justificaciones para el fracaso

Luis Sabalza ha elaborado un pormenorizado relato de su gestión al frente del club para justificar el fiasco deportivo. Sus argumentos, las limitaciones económicas y el retraso con las que accedieron al mercado de fichajes el pasado verano. Las limitaciones económicas y el tope salarial impuesto al club por la LFP colocaron a Osasuna en inferioridad con respecto a sus rivales, ha dicho.

El retraso al mercado de fichajes, explicó, fue motivado por un ascenso a última hora. Ascenso que, por cierto, presentó como fruto de la casualidad a la que contribuyeron la derrota del Real Zaragoza contra el Llagostera y “un gol del Girona que mandó a la Ponferradina a Segunda B”.

Sabalza reconoció que la posibilidad de subir a Primera no había sido contemplado en ningún momento como opción por el club que estaba preparando “una plantilla para Segunda división”.

[Para leer más noticias sobre Osasuna]

Éxito económico

En su comparecencia Sabalza vinculó de forma recurrente su asunción de responsabilidad en el fiasco deportivo con el éxito económico con el que se va a cerrar la temporada. El contrato de televisión de Primera (alrededor de 42 millones de euros), la reestructuración de las plantillas deportiva y no deportiva, la renegociación de contratos con proveedores y a la generación de “ingresos extraordinarios” que no precisó en lo que, por otra parte fue un guiño al director general, explican un cierre de ejercicio con superávit.

Un resultado que, anticipó, rondará los 20 millones de euros que destinarán a cancelar la deuda pendiente con la Hacienda foral. “Actualmente el club tiene una tesorería que nunca ha tenido”, ha subrayado. “La viabilidad en Segunda división está asegurada”, ha afirmado rotundamente “Hemos alcanzado el punto de equilibrio”. ha añadido.

Somos los responsables de las mejores cuentas en la historia de Osasuna” y ha desvelado que “este año se han adelantado los pagos a los jugadores, algo que no sucedía en 25 años. Sería mentira decir que todo lo hecho ha sido bueno, pero somos responsables de que hoy Osasuna vuelva a ser Osasuna y no el equipo moribundo que nos encontramos”.

Sabalza, en su repaso de los hitos económicos de su mandato, pasó de puntillas por el impacto en las cuentas del club de la Ley de Reestructuración de la deuda de Osasuna con la Hacienda Tributaria. La ley, recordemos, permitió al club abonar 43 millones de euros con la entrega de El Sadar y las instalaciones de Tajonar, así como otras propiedades inmobiliarias del club.

No al adelanto electoral

A la pregunta por un posible adelanto electoral, Sabalza respondió que completarán su mandato e invitó a quienes cuestionan su gestión a que recurran al instrumento que recogen los estatutos, la moción de censura. Cuestionado si se presentará a una reelección, intención que desveló Joaquín Caparrós en declaraciones a Radio Marca, el presidente ha respondido que “cuando llegue el momento”, se lo planteará y que comunicará a los socios “claramente” su decisión.

Tras casi una hora atendiendo a los medios, y después de un breve encuentro en privado para intercambiar impresiones, el presidente, los directivos y el director general abandonaban El Sadar sobre las 20:15 horas con semblantes que reflejaban un punto de satisfacción por el resultado de la comparecencia. Alguno de ellos, incluso, no podía ocultar un sonrisa de satisfacción.

 
Secciones
#OrainOsasuna#OrainPortada

Relacionado con