Se entrega a la Guardia Civil de Milagro el causante del atropello múltiple en Tudela

La dos jóvenes heridas en el accidente se encuentran fuera de peligro
Lugar exacto en donde se produjo el faltal accidente. Foto: Policía Foral.
Lugar exacto en donde se produjo el faltal accidente. Foto: Policía Foral.

A.L.P.C., vecino de Milagro y de 28 años de edad, se entregó ayer al filo de la medianoche en el cuartel de la Guardia Civil de Milagro, como causante del atropello múltiple en la tarde de ayer en el conocido como camino de las Norias de Tudela, que causó la muerte a Carlos Pellejero, de 20 años de edad y vecino de Zaragoza, y heridas leves a dos chicas, una de ellas novia del fallecido. En las próximas horas, el detenido pasará a disposición judicial.

El suceso tuvo lugar pasadas las 20 horas de la tarde, cuando los jovenes, integrantes de una cuadrilla de seis personas, regresaban a Tudela después de haber participado en la tradicional comida del Día del Ángel en la capital ribera. Por causas que se desconocen, un Citroen C4 negro conducido por el vecino de Milagro irrumpió a toda velocidad en el camino de huertas donde se encontraban los jóvenes, algunas fuentes cifrán en 100 kms/h la velocidad que alcanzó, arrollando violentamente a los tres que trataron de huir por el lado derecho. Las otras tres chicas que se tiraron sobre el lado izquierdo de la calzada resultaron ilesas.

[Lee más sobre el atropello múltiple de Tudela]

Según testimonios de los allí presentes, el Citroen paró y dos de sus ocupantes descendieron del coche para ayudar a los heridos, momento en el que A.L.P.C. lo volvió a poner en marcha y se dio a la fuga. Entonces, se inició una amplia búsqueda por parte de los cuerpos policiales del vehículo huido y se extendieron todo tipo de rumores, como que en un primer momento se le detuvo en Cabanillas y aquellos que sugerían que el atropello múltiple podría haber sido consecuencia de un ataque de corte yihadista, tal y como sugirió algún medio extranjero en las redes sociales, o el fallecimiento de una de las jóvenes.

Finalmente, el vecino de Milagro se entregó, y dejó a Tudela sumida en la conmoción por el triste epílogo a un día de fiesta y tradición. El Ayuntamiento ha decretado para hoy un día de luto oficial y las banderas ondearán a media asta en señal de duelo. El alcalde de la ciudad, Eneko Larrarte, mostró a través de Twitter su pesar nada más producirse el hecho, a la vez que trasladaba sus condolencias a familiares y amigos del fallecido, que había acudido a Tudela a pasar la jornada con su novia, herida en el fatal accidente.

Secciones
#OrainPortada#OrainSucesos

Relacionado con