El terremoto de hoy coincide con el aniversario del gran seísmo de Pamplona de 1903

El seísmo de 4.3 grados de intensidad en la escala Richter vivido este viernes en Pamplona (intensidad IV-V) y su comarca es apenas nada si lo comparamos con el...
Pamplona, hacia 1903, cuando sucedió el terremoto (o los terremotos consecutivos) | Foto: blog de Antonio Aretxabala
Pamplona, hacia 1903, cuando sucedió el terremoto (o los terremotos consecutivos) | Foto: blog de Antonio Aretxabala

frasemayorterremotoEl seísmo de 4.3 grados de intensidad en la escala Richter vivido este viernes en Pamplona (intensidad IV-V) y su comarca es apenas nada si lo comparamos con el seísmo que, en 1903, mantuvo en vilo a media Navarra durante más de tres horas.

Ese fue el tiempo que duraron las sucesivas réplicas vividas en aquel día. Lo más curioso del caso es que aquel gran terremoto tuvo lugar, precisamente, el 10 de marzo de 1903. Es decir, hace exactamente 114 años.

Esa coincidencia la ha recordado hoy el geólogo Antonio Aretxabala, quien escribió hace cinco años en su blog personal sobre aquel seísmo, que asegura “es merecedor de un estudio serio que nunca se ha llevado a cabo”. Tuvo su epicentro en Badostain, a 800 metros de Pamplona, y se produjo de madrugada, aunque hay diferencias en las crónicas sobre si fue más hacia la 1 o hacia las 2 de la mañana.

La prensa habló de “pánico”
Cuenta Aretxabala en ese post de su blog lo siguiente: “Es muy difícil afrontar una investigación histórica de este evento sísmico de 1903, ya que se recogen muy pocos datos, la prensa local se hace eco de ello en varias ocasiones en los días posteriores pero con criterios muy subjetivos en cuanto a duración, hora o intensidad. Llama la atención que el corresponsal de Gallipienzo, a más de 30 km del epicentro, hable de pánico, movimientos de objetos en las casas, el baile de las camas, etc”.

[Para leer más noticias sobre el terremoto de Pamplona]

Lo que parece que se puede extraer, sin embargo, de esas diferencias en la hora asignada al terremoto es que, en realidad, hubo varios temblores durante un tiempo que pudo llegar a las tres horas. “Los archivos de efemérides sísmicas y volcánicas de la NASA de aquel 10 de marzo, apuntan a unas tres horas de trepidaciones ese día en Pamplona, y los testimonios de los corresponsales, alcaldes y periodistas parecen indicar algo parecido. En otros casos se habla no sólo de horas distintas, sino de duraciones bien diferentes. Todo lo cual nos hace pensar que se trataría de diferentes terremotos o un episodio sísmico múltiple de varias horas de activación con epicentros que podrían tener una línea marcada que iría desde San Sebastián hasta Gallipienzo”.

Pudo durar medio minuto, con réplicas varias horas
Sí parece que, frente a la duración habitual de los seísmos en la comarca de Pamplona, que oscila entre los 2 y los 6 segundos, éste fue un terremoto más largo. Algunas fuentes hablan de en torno a los 20 segundos de temblor; otras, quizá menos realistas, se van hasta el minuto. La subjetividad aquí puede jugar malas pasadas para cualquier estudio con rigor.

frasemayorterremoto2El catedrático de Mineralogía Salvador Calderón y Arana reflejó en una carta que había habido daños materiales: “Se han cuarteado algunas casas viejas de un modo alarmante”, escribía, días después de aquel seísmo.

Los terremotos más fuertes registrados en Navarra

El de 1903 no es el terremoto más fuerte del que se tiene constancia, entre otras cosas porque la medición de sismos en aquel momento no estaba tan avanzada como lo está hoy. Desde que existen mediciones y constancia de ellas, el terremoto de mayor magnitud que ha vivido Navarra sucedió en Lizarraga el 27 de octubre de 1998, con una magnitud de 5.2 grados en la escala Richter. Fue, durante 12 años, el de mayor magnitud registrado en la Península Ibérica.

Pero es probable que sea otro el más recordado, entre otras cosas porque afectó a la cuenca de Pamplona. fue el terremoto de Legarda del 22 de mayo de 1982, con 4.8 grados en la escala Richter. Sin embargo, como comenta también en su blog Antonio Aretxabala, “las torres (los denominados “rascacielos”) de Barañain se hicieron famosas por sus balanceos de hasta 7 cm”.

Secciones
#OrainSociedad

Relacionado con