El TSJN reprueba la declaración del Parlamento en la que se condenaba la prohibición de hacer ondear la tricolor

Su presidente, Joaquín Galve, ha mostrado su rechazo y honda preocupación a la declaración aprobada por la mayoría absoluta de la Cámara
bandera republicana tricolor

El presiente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), Joaquín Galve, reprueba y muestra su más enérgico rechazo y honda preocupación por la declaración institucional efectuada por la Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra el pasado 12 de abril, aprobada por mayoría (con el voto favorable de los responsables de los partidos políticos Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra), en la que consideraba una resolución judicial dictada por la Sala de lo Contencioso Administrativo de este Tribunal Superior de Justicia una “agresión a la soberanía del Parlamento y un ultraje a las más de 3.500 personas asesinadas en Navarra”, según ha manifestado en una nota.

El presidente del TSJN considera las expresiones utilizadas una falta de respeto institucional, que olvidan que el acatamiento y respeto de la ley y de las resoluciones judiciales constituyen la esencia y fundamento del Estado de derecho, resoluciones estas que, conforme recoge la Constitución Española vigente, son dictadas por los integrantes del Poder Judicial, independientes, inamovibles, responsables y sometidos únicamente al imperio de la ley, siendo de obligado cumplimiento.

En este sentido, cabe recordar que el auto vino motivado en tiempo express por la decisión del Parlamento foral de hacer ondear la bandera republicana en la fachada de la Cámara legislativa, según un acuerdo tomado por el 66% de los representantes de la ciudadanía, esto es, por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN e Izquierda-Ezkerra. Tras esta resolución, y a instancias de la Abogacía del Estado, el TSJN falló en contra de su colocación, al considerar la bandera republicana como una bandera “inconstitucional”. El fallo fue acatado por la Cámara, si bien motivó una declaración de protesta ante lo que consideraban un ultraje a los más de 3.400 navarros asesinados, sin frente de guerra, en la Comunidad foral durante la Guerra Civil.

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con