Unai Hualde considera una desproporción absoluta la petición del fiscal para los jóvenes de Alsasua

El presidente del Napar Buru Batzar asegura que la llegada de Uxue Barkos a la presidencia ha supuesto un giro radical
Unai Hualde, presidente de la Comisión sobre Caja Navarra. Foto: Parlamento de Navarra.
Unai Hualde, presidente de la Comisión sobre Caja Navarra. Foto: Parlamento de Navarra.

El presidente del Napar Buru Batzar del PNV y parlamentario de Geroa Bai, Unai Hualde, cree una “desproporción absoluta” las peticiones de pena de la Fiscalía a los jóvenes implicados en la agresión a los guardias civiles en Alsasua, desde 50 y hasta 62 años de prisión, en un caso en el que “parece haber un interés incomprensible por darle una entidad de acto terrorista que bajo ningún concepto tiene”.

“Me preocupa enormemente que, cuando desde el conjunto de las instituciones en Euskadi y Navarra estamos haciendo todos los esfuerzos del mundo por consolidar una convivencia pacífica y democrática después de tantos años de auténtico sufrimiento, se aproveche un episodio aislado como este de Alsasua desde instancias dependientes del Estado para tensionarla y enrarecerla”, manifiesta.

En una entrevista concedida a la página web de EAJ-PNV, Hualde afirma que la llegada de Uxue Barkos a la presidencia de Navarra ha supuesto un cambio “radical” para la Comunidad foral con respecto a la “nefasta etapa” de Yolanda Barcina.

“Con UPN, los sectores abertzales y progresistas han estado excluidos de todas las instituciones. El actual Gobierno de Barkos parte de la pluralidad, con el apoyo de cuatro fuerzas parlamentarias y con vocación de llegar a acuerdos más amplios dentro de los acuerdos programáticos en vigor”, indica, para añadir que “ahora hay un gobierno que sintoniza con una mayoría parlamentaria plural y se somete a su control como nunca antes”.

El dirigente jeltzale recuerda que durante los años del trío UPN-PP-PSN se ha legislado en cuestiones como el euskera de manera “restrictiva” y añade que la Modificación de la Ley del Euskera pretende precisamente ir hacia una mayor protección del euskera por parte de los poderes públicos “por ser una lengua que, además de un vehículo de expresión, constituye un patrimonio cultural de esta tierra”.

Además, resalta que en la actual legislatura se ha caracterizado por la producción de leyes de “gran relevancia social como la ley de renta garantizada, de medidas de ley de vivienda o unas leyes de presupuestos de marcada tendencia inversora en políticas sociales como educación, salud o derechos sociales”.

El también vicepresidente del Parlamento navarro considera que con UPN, los sectores abertzales y progresistas han estado “excluidos” de todas las instituciones. “El actual Gobierno de Barkos parte de la pluralidad, con el apoyo de cuatro fuerzas parlamentarias y con vocación de llegar a acuerdos más amplios dentro de los acuerdos programáticos en vigor”, asegura.

Frente a esto, indica que en la anterior legislatura tenían un Parlamento que legislaba “a pesar de un gobierno, como el de Barcina, en minoría e incapaz de llegar a acuerdos”. “El panorama ha cambiado radicalmente: ahora hay un gobierno que sintoniza con una mayoría parlamentaria plural y se somete a su control como nunca antes”, se felicita.

Por otra parte, cree “lamentable seguir persistiendo en la prohibición de un símbolo como la ikurriña, que muchas personas en Navarra sentimos como propio”. “Desde Geroa Bai, una vez derogada la Ley de 2003, abogamos por acordar una nueva ley de símbolos más inclusiva y en la que no quepan este tipo de prohibiciones. Abogamos por que también en materia de símbolos pasemos a un escenario de respeto a la pluralidad y a los diferentes sentimientos que existen en nuestra tierra”, precisa.

Preguntado por la Comisión de Investigación de Caja Navarra que preside, señala que en estos momentos hay un proceso penal en marcha en la Audiencia Nacional que “veremos lo que da de sí, pero políticamente es necesario cerrar este capítulo que quedó inconcluso la anterior legislatura, en la que otra comisión de investigación se cerró en falso por falta de voluntad política”.

“La fase de comparecencias será en otoño, una vez que los grupos analicen la ingente documentación recabada. En cualquier caso, hay evidencias de una falta total de vigilancia del proceso de fusión y posterior absorción que dio lugar a la desaparición de la Caja por parte del anterior Gobierno de Navarra de UPN, como era su obligación”, advierte.

Por otra parte, Hualde lamenta que “han sido muchos años en los que Navarra ha vivido de espaldas a Aquitania y Euskadi sólo por los complejos ideológicos de UPN”. “La colaboración siempre es positiva y abre muchas oportunidades mutuas en éstos y en otros muchos ámbitos”, asegura, para destacar la apuesta que ahora se está haciendo en Navarra por una mayor apertura a Europa, entre otras cosas, participando en órganos de cooperación transfronteriza como la Eurorregión.

Cuestionado por el papel que debe jugar el PNV en Navarra, dice ver un partido “serio” compuesto por “grandes personas, con capacidad de gestión y muy comprometidas con el cambio político en Navarra y su consolidación” y se muestra convencido de que el papel que están desempeñando ahora tiene una “dimensión histórica”.

“El PNV está sabiendo desarrollar esta misión con su habitual capacidad de entenderse y acordar entre diferentes, en este caso, con todos los sectores políticos y sociales abertzales y progresistas que durante cuarenta años han estado excluidos de las principales instituciones de Navarra”, concluye.

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con