UPN arremete ahora contra Comptos por su papel en el caso de la planta de biogás de la Ultzama

Sayas le espeta a la presidenta del órgano fiscalizador de Navarra que "deje de declararse en rebeldía"
Camara de Comptos

La presidenta de la Cámara de Comptos, Asun Olaechea, ha defendido la decisión del órgano fiscalizador de no entregar la documentación que le ha sido requerida sobre la planta de biometanización de Ultzama argumentado que los borradores solicitados “ofrecen una visión incompleta, parcial y, por tanto, no válida de la actuación fiscalizada”.

“Los borradores ni se aprueban ni se publican y, por ello, no procede entregarlos a esta comisión. No recogen la opinión de la Cámara”, ha remarcado Olaechea, que ha comparecido este viernes ante la comisión de investigación sobre la planta de biogás de Ultzama, donde ha afirmado que no quiere que se “malinterprete” la negativa de Comptos a remitir la documentación “en el sentido de falta de colaboración”.

Olaechea ha expresado la “plena y permanente disposición” del órgano fiscalizador a “colaborar con esta comisión en lo que considere procedente y necesario para investigar” la gestión de la planta de biometanización de Ultzama. Ha mostrado así la disposición del órgano fiscalizador a “explicar, aclarar, analizar y ampliar cualquier información sobre la fiscalización de dicha planta”.

Acerca de la negativa a remitir la documentación requerida por la comisión de investigación, la presidenta de Comptos ha remarcado que se trata de una decisión “soportada y avalada” por un informe jurídico del director de la asesoría jurídica del órgano de fiscalización, un informe que “es suscrito y firmado por el letrado y letrada de dicha asesoría” y que se ha facilitado a los parlamentarios al final de la comparecencia.

Según ha expuesto Olaechea, el informe de fiscalización definitivo de la Cámara de Comptos es “el único documento válido en relación a la opinión” de la institución y ha incidido en la idea de que “los borradores son borradores” y que en los mismos “se iba formando y perfilando la opinión y las recomendaciones”. “Todos ellos están sujetos a cambios”, ha relatado.

En este sentido, ha explicado que “en todas las fases se recogieron aportaciones técnicas y jurídicas del personal participante, se recabó nueva documentación que no se disponía y por tanto se fueron modificando los borradores en función de las nuevas pruebas”.

“La fiscalización de la planta fue muy compleja y laboriosa, se alargó en el tiempo”, ha comentado Olaechea, para precisar que el trabajo de campo “se ejecutó entre julio y noviembre de 2016” y el informe definitivo se presentó el 17 de abril de 2017, meses en los que se realizaron “revisiones y discusiones de borradores que dieron lugar a numerosos cambios de los mismos”.

Ha alegado, además, que “ningún órgano de control externo ha entregado borradores cuando los ha solicitando comisiones parlamentarias” y ha subrayado que “tienen carácter confidencial, no procede su entrega para fines distintos que su fiscalización”.

“Si el objeto de la comisión de investigación es investigar y conocer la gestión de la planta, ésta se recoge únicamente en el informe de fiscalización definitivo. Los borradores forman parte del proceso de formación de opinión. El único documento válido es el informe definitivo aprobado por la presidencia, publicado y entregado a los destinatarios”, ha aseverado.

En este mismo sentido, Luis Ordoki, ha considerado que “aparentemente parece difícil justificar la no remisión” de la documentación cuando “somos un órgano del Parlamento”, pero ha defendido que Comtpos “tiene que colaborar para aclarar qué ha ocurrido con la gestión de la planta correctamente y por las vías adecuadas”. “Enviar borradores y análisis incompletos no haría más que confundir a este Parlamento. Empezar a mandar papeles sueltos no es el modo”, ha apuntado.

En el turno de los grupos parlamentarios, el parlamentario de UPN Sergio Sayas se ha mostrado “perplejo” por la actitud de Comptos y ha pedido a su presidenta que “deje de declararse en rebeldía con este Parlamento y entregue la documentación que se le ha solicitado”. En su opinión, es “insólito, no tiene precedentes y es injustificable la actitud que está teniendo la presidenta de esta comisión negándose a entregar este borrador del informe”. “Con esta negativa lo único que está haciendo es alimentar una sospecha, de que hay algo que no quiere que sepamos. Se está retorciendo la normativa”, ha sostenido.

La presidenta de Comptos le ha contestado que “la rebeldía no es un principio” que guíe sus actuaciones y ha defendido que adopta las decisiones sobre “la base de los informes jurídicos” de los servicios jurídicos de la institución. “Los borradores no tienen ningún valor. La opinión de la Cámara está en el informe definitivo”, ha incidido.

Por parte de Geroa Bai, Patxi Leuza ha sido muy crítico con las palabras de UPN y ha considerado que la “intención” de los regionalistas es “alimentar una sospecha” con Comptos “llegando hasta el desprestigio de una institución simplemente porque uno de los implicados pertenece al partido”. Por ello, ha mostrado su “solidaridad” con “este ataque” al órgano fiscalizador y ha defendido que “la información presentada es la correcta”. “Se ha entregado lo que se tenía que entregar”, ha argumentado.

En representación de EH Bildu, Adolfo Araiz ha reprochado a UPN que “parece que se quieren quedar con el primer momento de esa discusión de Comptos, con el minuto 13 de este partido y no con el resultado final” y ha destacado que “desde el comienzo del trabajo hasta el final hay un montón de discusiones”. “Su problema es que hubieran querido que Comptos no llegara hasta donde ha llegado. A mí lo que me importa es la opinión final de la Cámara de Comptos”, ha declarado.

Desde Podemos, Carlos Causo ha subrayado que “no hay ningún organismo o empresa auditora privada que aporte lo que aquí ha venido a solicitar UPN” y ha opinado que “el mero hecho de haber solicitado tal documentación denota un comportamiento irrespetuoso con la Cámara de Comptos, el Parlamento y la ciudadanía”. “Esto sí que es insólito y anodino y denota miedo para que se sepa la verdad”, ha expuesto, para pedir a los regionalistas que “dejen de hacer ya el ridículo” y que “no obstruyan a quienes queremos esclarecer lo ocurrido con ese proyecto”.

El socialista Guzmán Garmendia, por su parte, ha felicitado a Olaechea por el informe sobre la planta de biometanización de Ultzama que ha calificado de “exquisito, bien redactado y fundamentado”, pese a que después hicieron otro sobre las inversiones de Sodena a Davalor que fue “pobre”. En cualquier caso, ha incidido en la idea de que, a juicio del PSN, la presidenta del órgano fiscalizador “ha descrito muy bien el trabajo realizado” y ha rechazado “el ataque” de UPN. Además, ha planteado “cambiar la ley” sobre transparencia.

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha declarado que le han convencido los “argumentos sólidos” dados por la presidenta de Comptos sobre la no remisión de la documentación y ha remarcado que si UPN persiste en esta petición “no contará con el voto” de la coalición. “A I-E lo que le importa de esta cuestión es el informe definitivo de Comptos. Si alguien hoy se ha declarado en rebeldía en cuanto a las normas y leyes de la Cámara de Comptos ha sido el señor Sayas”, ha apuntado.

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con