UPN asegura que se homenajeó a “un miembro de ETA” en un acto que no tuvo lista de homenajeados

El vicesecretario de Comunicación de UPN aseguraba ayer que "al menos" uno de los homenajeados era "un miembro de ETA"
Una vista general del acto de homenaje a las víctimas de extrema derecha | Foto: navarra.es
Una vista general del acto de homenaje a las víctimas de extrema derecha | Foto: navarra.es

El acto de ayer ha sido centro de una dura polémica política, más allá de la petición de Dignidad y Justicia y el Sindicato Profesional de la Policía de que se suspendiera el homenaje por considerarlo una “enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas”. La polémica continuó después de haberse celebrado, a raíz por ejemplo de que el vicesecretario de Comunicación de UPN y concejal regionalista en Pamplona, Fermín Alonso, publicase un tweet en el que afirmaba, literalmente:

“El Gob. Barkos ha homenajeado hoy a, al menos, un miembro de ETA. Luego se pregunta por qué las víctimas no confían en ella. #blanqueamiento”

tuitalonso

Alonso no mencionaba a ningún homenajeado en concreto, y es imposible que lo hiciera puesto que no existe ningún listado de personas homenajeadas por dicho acto. El motivo es que, en realidad, ayer no se homenajeaba a una lista de víctimas concretas, sino que se hacía un acto “simbólico, genérico”, en palabras de la portavoz del gobierno navarro, María Solana.

La portavoz del Ejecutivo dejó claro en una comparecencia de prensa, hace ahora diez días, que por decisión del Parlamento, debe ser una comisión de expertos la que diga quiénes son las víctimas que pueden ser reconocidas por esa ley, y esa labor no se ha realizado todavía. La ley del 10 de abril de 2015 fue recurrida por el Estado y suspendida por el Tribunal Constitucional, que luego levantó la suspensión de algunos artículos y entre ellos el que regula este homenaje.

Ese recurso del Tribunal Constitucional suspendió algunos de los artículos de la Ley, como el relativo a la creación de una comisión que decidiera qué víctimas podían o no ser incluidas. Por tanto, si ayer no hubo ningún homenaje nominal, es imposible asegurar que ninguno de los homenajeados fuera “miembro de ETA”, como afirmaba el número 2 de la Comunicación de UPN.

De izquierda a derecha: Idoia Zabalza, Eneko Etxeberria y Fermín Rodríguez | Foto: navarra.es

De izquierda a derecha: Idoia Zabalza, Eneko Etxeberria y Fermín Rodríguez | Foto: navarra.es

¿A quién podría referirse Fermín Alonso?
Entre los mencionados en la resolución parlamentaria del pasado mes de septiembre – aprobada, por cierto, con el voto favorable de UPN – figuraban Gladys del Estal o Ángel Berrueta, entre otros. Pero los únicos nombres que ayer tuvieron un protagonismo más destacado fueron tres. Son los hermanos de aquellos que dieron lectura a una declaración durante el acto: Eneko Etxeberria, hermano de José Miguel Etxeberria; Fermín Rodríguez, hermano de Germán Rodríguez; e Idoia Zabalza, hermana de Mikel Zabalza. Estos tres fueron quienes dieron lectura a una declaración de agradecimiento por el homenaje.

Es necesario repasar quiénes eran y qué se sabe de estos tres nombres. Germán Rodríguez era, en 1978, militante de la Liga Comunista Revolucionaria (LKI), surgida en 1973 de una escisión troskista de ETA tras la VI Asamblea que se había celebrado en 1970. En aquel momento de la escisión, Germán tenía 19 años y no se le conoce ninguna relación con ETA en ese momento. Germán Rodríguez, por tanto, nunca fue miembro de ETA.

Del caso de Mikel Zabalza ha habido numerosas investigaciones policiales y judiciales, y todas han acabado por no encontrar ningún tipo de relación con la organización terrorista ETA. De hecho, la Delegación del Gobierno en Navarra tuvo que rectificar, en mayo del año pasado, tras solicitar al ayuntamiento de Aoiz que se borrase una pintada sobre Zabalza.  “En ningún momento  [la Delegación] ha tenido la intención de vincular a Mikel Zabalza con ETA o con otro grupo criminal”, aseguró en un comunicado la institución dirigida por Carmen Alba (PP).

frasenaparraQueda por último el nombre de José Miguel Etxeberria, conocido como Naparra. Tenía 22 años cuando desapareció, en 1980. Su secuestro primero y muerte después fueron reivindicados en su día en varias comunicaciones por el Batallón Vasco-Español. Suele relacionarse con el caso de Pertur, que sí era miembro de ETA, y con el de Popo Larre, de Iparretarrak. Pero Naparra era, cuando desapareció, miembro de los Comandos Autónomos Anticapitalistas, un grupo informe de comandos terroristas escindidos de ETA antes de 1978. Se le atribuye a Naparra pertenencia a ETA militar y ETA político militar antes de haber pasado a los CAA, pero no era miembro de ninguna de ellas ya desde 1978. Una trayectoria que permite, cuando menos, la duda de si puede ser considerado, de manera rotunda, “miembro de ETA”. Además, José Miguel Etxeberria no tenía delitos de sangre cuando se le dio por desaparecido.

 


Más sobre el homenaje:
Vídeo: Porque también fueron nuestras víctimas
Uxue Barkos: “Este Gobierno quiere avanzar en la atención a todas las víctimas”
Ainhoa Aznárez: “Este homenaje no debe suscitar ninguna duda, recelo o rechazo”
El Gobierno, el Parlamento y los Ayuntamientos navarros firman una declaración conjunta sobre derechos de “todas las víctimas”

Secciones
#OrainPolítica

Relacionado con