UPN vuelve a equivocarse de sitio y pregunta en el Parlamento sobre las banderas en el Ayuntamiento de Pamplona

El presidente de UPN, Javier Esparza, insiste en su oposición de brocha gorda con la guerra de la bandera y llama a "controlar a los Ayuntamientos"
esparzafantasmas

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha afirmado que Navarra “avanza” aunque “le pese a UPN y a su deseo de recuperar el poder” y ha exigido al presidente regionalista, Javier Esparza, que “no enturbie el nombre de Navarra, de sus instituciones y de sus personas” y “deje que el Ejecutivo trabaje en temas importantes”.

“Mientras que UPN mira al pasado, Navarra y el Gobierno miran al futuro”, le ha dicho Barkos a Esparza en el pleno del Parlamento foral, en el que el líder de UPN le ha preguntado sobre el voto de Geroa Bai en el Ayuntamiento de Pamplona en relación con la colocación de la ikurriña, una cuestión que no se ha planteado y que, en el caso de plantearse, se planteará en el Ayuntamiento de Pamplona que es el competente para decidir que banderas coloca en su balcón y donde UPN tiene 10 concejales.

La jefa del Ejecutivo foral le ha contestado que no sabe “a qué votación se refiere porque en estos momentos no se ha planteado ninguna votación en este sentido” y ha remarcado que esta es “la enésima ocasión” que Esparza le pregunta por las banderas. En su opinión, “queda retratado como el portavoz de UPN más obsesionado por las banderas en un momento en el que a la ciudadanía le preocupa el paro, la sanidad o la educación”.

En este sentido, ha acusado a Esparza de “azuzar el miedo, el frentismo y la confrontación” y le ha animado a “pensar en algo más que banderas y empezar a centrarse en lo que le preocupa a los ciudadanos”. También le ha pedido que “no enturbie el nombre de Navarra y de sus instituciones” en su “precipitada y acelerada peregrinación por medios de comunicación estatales”.

Además, Barkos ha asegurado que mientras que UPN “habla de banderas, Navarra se convierte en la primera comunidad que logra financiar la deuda más barata” o “reduce las listas de espera, con 10.850 personas menos esperando una primera consulta que hace dos años y 818 personas menos esperando una operación”. “Pueden seguir hablando de banderas y mirando al pasado, nosotros seguiremos trabajando”, ha manifestado.

Por su parte, el portavoz de UPN, Javier Esparza, ha contestado a la presidenta que “puede haber y se puede poner encima de la mesa una votación” sobre la colocación de la ikurriña en el Ayuntamiento de Pamplona teniendo en cuenta que el alcalde, Joseba Asiron, ha afirmado que le gustaría ver la bandera vasca en los Sanfermines” y, ante esta posibilidad, ha exigido a Barkos que “cumpla la ley”.

“Tiene que velar para que se cumpla la ley y controlar a los ayuntamientos. Poner la ikurriña es fraude de ley, es ilegal como dicen sentencias judiciales”, ha señalado Esparza, quien ha preguntado a Barkos si en este tema “va a primar el cumplimiento de la legalidad o su obsesión nacionalista”.

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con