Vasiljevic recuerda que “yo no traje a Caparrós” y califica de “ventajistas” los primeros análisis del descenso

Asegura que el objetivo de la temporada era conseguir un "club saneado" y que ahora está mejor que cuando llegó en 1994
OSASUNA | Vasiljevic

Esta mañana Petar Vasiljevic se enfrentaba, por primera vez, a preguntas sobre el descenso de Osasuna a Segunda división. Su anterior rueda de prensa fue tras el partido del Camp Nou a a la hora que atendía a los medios aún no había finalizado el decisivo LeganésUD Las Palmas. La ocasión ha servido para acreditar el malestar del entrenador con los primeros análisis “ventajistas”, ha dicho, realizados tras el fiasco del proyecto deportivo que ha contribuido a diseñar y del que se ha hecho corresponsable.

“No traje a Caparrós”

Su mensaje más contundente ha sido dirigido al presidente Luis Sabalza quien habló de error en la elección de “entrenadores” como una de las causas que explican el descenso.

“No voy a decir que los miembros de esta junta directiva no tenemos responsabilidad en lo que ha pasado, porque la tenemos” dijo el presidente en Barcelona para subrayar a continuación que “la plantilla no la hemos hecho nosotros, solo ajustábamos el precio. Lo que sí hicimos fueron contratos adecuados para Primera y para Segunda, pero está claro que no hemos acertado con los entrenadores”, dijo el mandatario rojillo.

La respuesta de Vasiljevic ha sido tajante: “No tengo que decir nada a esas declaraciones. Sólo dos puntos: yo no he elegido a Jan Urban y hemos sufrido hasta el último partido. Yo no he elegido a Caparrós y en dos meses no hemos sumado. A partir de ahí asumo mis responsabilidades”, ha dicho.

“Lo importante era la política del club y política del club ha sido buscar un club saneado. Yo acepté jugar con estas reglas y ya está. Y pensé hasta el final que podíamos habernos mantenido y tres equipos peores que nosotros aunque tengamos tres veces menos presupuesto que ellos. Igual un segundo milagro consecutivo era demasiado”, ha apostillado.

“Echar mierda”

“No estoy enfadado, pero hay que intentar ser más objetivos. He leído dos días la prensa después de cuatro meses. Pero decir que es un ‘cuento serbio’ no poner los últimos minutos (del partido de Barcelona) a Barja y no a Causic y hay que saber que nos jugábamos una alineación indebida es echar mierda”. Una afirmación que le ha servido para reclamar “unión” en estos momentos y subrayar que Osasuna siempre le ha dado la vida el “bloque” formado por equipo, afición y prensa.

“Se habla mucho de mi y evidentemente soy responsable de la confección de la plantilla y sabíamos las condiciones en las que hemos competido. Al final parece que yo solo soy el malo de la película y hay cosas que se han hecho bien y cosas que se han hecho mal” ha concluido reclamando que los balances se realicen a final de temporada.

 

 

Secciones
#OrainOsasuna#OrainPortada

Relacionado con