Volkswagen Navarra cierra 2016 con una fabricación de 296.800 coches

La multinacional alemana prevé invertir 1.000 millones de euros en dos años para adecuarse a la fabricación del segundo modelo
Cadena de montaje de la planta de Landaben
Cadena de montaje de la planta de Landaben

Volkswagen Navarra ha cerrado 2016 con 296.800 coches fabricados, de los que el 77% correspondió a versiones de gasolina, mientras que uno de cada cinco de los Polo producidos estaba equipado con cambio automático.

La factoría de Landaben ha puesto fin a uno de los años “más importantes” para el futuro de la compañía con el anuncio el pasado mes de junio de la adjudicación de un segundo modelo, una decisión con la que el Grupo Volkswagen “ratificaba su compromiso” con España y con la planta navarra, en la que invertirá cerca de 1.000 millones de euros hasta el año 2019, según ha explicado la compañía en una nota.

El anuncio de la adjudicación del segundo modelo supuso un “acontecimiento histórico” para Volkswagen Navarra que, por primera vez, producirá dos modelos en sus instalaciones. Se trata de un vehículo que compartirá plataforma con el nuevo Volkswagen Polo y cuya producción está previsto que arranque en el año 2018.

Los nuevos proyectos industriales han sido posibles tras el acuerdo para mejorar la competitividad que la dirección y la mayoría sindical (UGT, CCOO y CGC) suscribieron en marzo del pasado año, ha destacado Volkswagen.

Mientras tanto, la fábrica comenzó en 2016 a preparar sus instalaciones para la fabricación del nuevo Polo, prevista para este año. Para ello, Volkswagen Navarra invirtió más de 160 millones de euros. Entre las actuaciones desarrolladas en 2016 destacan especialmente la construcción de las nuevas instalaciones de Chapistería, las adaptaciones realizadas en el proceso de Pintura o el nuevo almacén secuenciador de carrocerías (con una capacidad de 400 plazas).

Esta cifra forma parte de los cerca de 1.000 millones de euros de inversión previstos tanto para la nueva generación del Volkswagen Polo como para la fabricación del segundo modelo. La adjudicación de estos dos nuevos modelos afianza el futuro de la fábrica.

Así, la carga de trabajo adicional permitirá elevar los volúmenes de producción hasta las 350.000 unidades anuales, en función de la evolución de la demanda, así como aumentar la plantilla directa en torno a un 10%, ha detallado la factoría.

 

Secciones
#OrainEconomía#OrainPortada

Relacionado con